top of page

Autoexamen mamario: Las mujeres nos cuidamos desde casa

Por Matrona Alexandra Correa Silva




Con el equipo de Innova Formación queremos abordar un tema de vital importancia para nuestra salud: el autoexamen mamario.

"Como matrona, estoy comprometida con el bienestar de las mujeres, y no puedo enfatizar lo suficiente lo crucial que es aprender a realizar este sencillo, pero poderoso, examen".

Permítanme guiarlas a través de la importancia de la autopalpación mamaria y cómo llevarla a cabo correctamente:



I. La Importancia del Autoexamen Mamario


El autoexamen mamario es un proceso por el cual una mujer examina sus propios senos en busca de cambios o anormalidades. Esto no sustituye a los exámenes médicos regulares, pero es una herramienta complementaria para la detección temprana del cáncer de mama y otras afecciones mamarias. La detección temprana puede marcar la diferencia en el pronóstico y en el éxito del tratamiento.


II. Cuándo Realizar el Autoexamen Mamario


La autopalpación mamaria se debe llevar a cabo de forma regular, preferiblemente una vez al mes, una semana después del período menstrual. Si no tienes menstruación, elige un día fijo al mes para hacerlo. Esto es importante porque los senos pueden cambiar en respuesta a las hormonas, y es más fácil detectar anomalías en un momento en que los senos estén en su estado más estable.


III. Cómo Realizar el Autoexamen Mamario


Aquí hay un sencillo procedimiento paso a paso para llevar a cabo un autoexamen mamario adecuado:


Paso 1: Prepárate

  • Encuentra un lugar tranquilo y bien iluminado.

  • Desnúdate de la cintura hacia arriba.

  • Puedes realizar el examen de pie o acostada, pero asegúrate de estar cómoda.

Paso 2: Observación

  • Comienza por mirarte al espejo con los brazos a los lados.

  • Observa tus senos en busca de cambios en el tamaño, forma, color o textura de la piel.

  • Fíjate si hay hundimientos, abultamientos o retracciones de la piel.

  • Levanta los brazos sobre la cabeza y repite la observación.

Paso 3: Palpación

  • Utiliza la mano contraria al seno que vas a examinar.

  • Con los dedos planos y juntos, comienza desde la parte exterior del seno y muévete hacia adentro en movimientos circulares.

  • Realiza una presión suave, media y firme en diferentes áreas, asegurándote de cubrir todo el seno y la zona de la axila.

  • Presta atención a cualquier bulto, endurecimiento o área dolorosa.

Paso 4: Pezón y Areola

  • Examina el pezón y la areola en busca de secreciones, cambios en el color o textura.

  • Realiza una ligera presión en el pezón para verificar si hay secreciones inusuales.


IV. Cuándo Consultar a un Profesional


Si durante el autoexamen mamario encuentras algún cambio o anormalidad, no entres en pánico. Muchas veces, estos cambios no son signos de cáncer. Sin embargo, es esencial que consultes a un profesional de la salud, como un ginecólogo o un mastólogo, para una evaluación más detallada. La detección temprana es la clave para un tratamiento exitoso.



 

La autopalpación mamaria es una herramienta valiosa que todas las mujeres pueden utilizar para mantener un control sobre su salud mamaria. Como matrona, les animo a que se tomen el tiempo cada mes para realizar este sencillo examen. El conocimiento y la familiaridad con sus propios senos son pasos fundamentales en la prevención y detección temprana de posibles afecciones mamarias.


¡Cuidemos de nuestra salud y bienestar!

74 visualizaciones

Comentarios


bottom of page